Situaciones podridas y sus consecuencias

La autoafirmación es algo maravilloso. Con las estrategias adecuadas, podemos aprender a decir NO tranquilamente, exigir alguna cosa con confianza o rechazar con humor una critica subjetiva. Pero, cuando alguien me explica que tiene que hacerse respetar desde la mañana hasta la noche, soy escéptica. Si alguien tiene que reafirmarse tanto, es añal de que algo va mal de entrada. El sistema donde se halla el afectado no funciona. Dicho de un modo más sencillo: el gusano está dentro. Continua a leggere Situaciones podridas y sus consecuencias