situaciones podridas psicologia

Situaciones podridas y sus consecuencias

La autoafirmación es algo maravilloso. Con las estrategias adecuadas, podemos aprender a decir NO tranquilamente, exigir alguna cosa con confianza o rechazar con humor una critica subjetiva. Pero, cuando alguien me explica que tiene que hacerse respetar desde la mañana hasta la noche, soy escéptica. Si alguien tiene que reafirmarse tanto, es añal de que algo va mal de entrada. El sistema donde se halla el afectado no funciona. Dicho de un modo más sencillo: el gusano está dentro.

No solo hay situaciones podridas en el mundo laboral. La familia, la pareja, los círculos de amistades o el vecindario a veces resultan tan complicados que solo los soportamos imponiéndonos con fuerza. Cuando esto ocurre predominan los sentimientos negativos. Hay mas disgustos que alegrías, mas lucha que colaboración. Mas frustración que placer. ¿Qué se puede hacer cuando nos encontramos inmersos en una situación perdida?

A veces se puede eliminar el gusano. Los conflictos y los malentendidos se puede aclarar con ayuda de una buena comunicación. Hablar puede ser útil. Pero, según mi experiencia solo funciona si todos los afectados, o al menos la mayoría, se implicando de verdad. Si únicamente hay una persona dispuesta a aclarar las cosas y está realmente sola, la cosa empieza a tener mal aspecto. Ene este caso, eliminar el gusano suele convertir en una historia interminable. Con frustración incluida.

Precisamente la gente muy inteligente y a la vez sensible, apenas puede soportar las situaciones podridas. Las personas con sensibilidad saben que todo podría ir mejor y son bastante inteligentes como para no mantener la boca cerrada. Dicen que es lo que quieren y están dispuestas a enfrentarse a los demás. Pero, justamente por eso, corren el peligro de acabar agotadas. Hablan e intentan mejorar las cosas sin darse cuenta de que en el fondo están solas. Y, en sus esfuerzos, se olvidan de si mismas. Pierden de vista su propio bienestar.

Si tu también te enfrentas a una de esas situaciones podridas o tienes que revolver en un montón de basura, lo que necesitas no es mas capacidad de autoafirmación, porque puede ser que tus criticas y tus argumentos no surtan efecto, exceptuando que te consumen cada vez mas. En este caso, necesitas algo mucho mas efectivo que cualquier estrategia de autoafirmación. Te urge ser capaz de hacer algo por ti. Yo lo llamo capacidad de recolectar una estrella.

La recolección de estrellas comienza con una situación clara. Decides que solo quieres lo mejor para ti. Lo mejor de lo mejor. Las situaciones podridas y los montones de basura malolientes no son un entorno adecuado. No se te ha perdido nada por allí. Tu quieres vivir y trabajar con alegría. Todo lo demás esta por debajo de tu nivel.

Cuando hayas tomado era decisión clara, te darás cuenta de algo: nadie va a venir a salvarte de una situación fatídica. No te liberará ni superan ni un justiciero. Nadie te llevara de la mano ni te servirá en bandeja una vida mejor. Tu eres tu propia salvación. Tu te sacaras de allí. Tu eres la ayuda que estabas esperando.

Para finalizar decir que el texto está sacado del libro haz realidad tus deseos del  psicólogo Barbae Berckhan.

Si necesitas ayuda psicológica puede acudir al Centro de Psicología Clínica de Valencia Sara Navarrete – Av. Reino de Valencia 76 46005 Valencia – Telefono 636162020